Protegiendo al Medio Ambiente.
 

El cultivo de caña de azúcar se caracteriza por su impacto ambiental positivo; la alta producción de biomasa de la caña de azúcar, la producción de subproductos amigables con el medio ambiente, su requerimiento de dióxido de carbono (C02) y la liberación de oxígeno al medio ambiente contribuye a mejorar el ecosistema. Sembrar una hectárea de caña de azúcar equivale a sembrar dos hectáreas de bosque nativo.[+] más Info.


Con la aplicación de tecnologías de punta en los procesos productivos; se ha alcanzado una industria sostenible y amigable con el medio ambiente, en la cual se minimizan y se controlan los impactos por el uso de productos protectores de cultivos; se reducen y se tratan los efluentes, las emisiones y los desechos sólidos, tanto en el campo como en las fábricas.

Manejo del Cultivo

Los ingenios azucareros del país brindan asistencia técnica constante a los 7,000 agricultores productores de caña de azúcar del país, con el objetivo de incrementar la productividad mediante un concepto de manejo integrado del cultivo, que incluye técnicas de manejo de plagas que disminuyen e incluso erradican el uso de productos agroquímicos.[+] más Info.


En cuanto al reciclaje de envases, los ingenios trabajan de la mano con la Asociación de Proveedores Agrícolas (APA) para recolectar los envases de agroquímicos utilizados en el campo para reciclarlos tras un proceso de triple lavado.


Para la fertilización del cultivo, se utilizan, entre otros, elementos naturales como la cachaza y la ceniza, que a su vez son los principales desechos sólidos de la producción de azúcar.

Impulsando la producción más limpia.
Los principales objetivos en la preservación del medioambiente en el proceso de educción de azúcar son el uso del agua, las emisiones atmosféricas y los esechos sólidos. Cada ingenio tiene un sistema especifico para prevenir estos daños, no obstante, la tendencia de la industria es impulsar sistemas de producción más limpia, gracias a los cuales el proceso de producción se hace más eficiente, reduciendo al máximo la contaminación desde la fuente de origen y minimizando el uso de los recursos.[+] más Info.


Los ingenios controlan el uso de agua en sistemas de circuitos cerrados y cuentan con estanques pulverizadores para reciclar las aguas procesadas, con el objetivo de minimizar el uso de agua.

Los principales desechos sólidos de la operación son la cachaza y las cenizas. La cachaza se aplica como fertilizante en los cañales y la ceniza, en su mayor parte, también se utiliza como abono vegetal.


Con respecto al manejo de desperdicios tóxicos,  ningún ingenio tiene BPC y ei CFC se usa sólo en unidades de aire acondicionado. También, les ingenios recolectan sus aceites usados y los venden . a empresas de reciclaje.

En este proceso hacia la eficiencia, la introducción de tecnología es cada vez mayor y es fundamental para garantizar la protección del medioambiente. - Por ejemplo, todos los ingenios tienen sistemas de control de emisiones de aire ya sean depuradores húmedos o ciclones secos.

Todos los ingenios responden anualmente a las inspecciones programadas por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales para el mantenimiento de su permiso de operación.

Energía Limpia y Renovable.

Los ingenios utilizan el bagazo de caña como materia prima para la generación de energía eléctrica limpia y renovable. En el proceso de fabricación, los ingenios utilizan el bagazo como combustible para sus calderas, en lugar de ocupar un combustible fósil, como el petróleo.[+] más Info.


Todos los ingenios producen su propia energía para el funcionamiento, por lo que el uso de energía eléctrica de la red nacional es nulo. Además del propio consumo de esta energía renovable, algunos ingenios producen energía para la venta de energía limpia a la red nacional. Durante los meses de zafra, los ingenios abastecen el 7% de la demanda nacional de energía eléctrica, con energía limpia, producida a partir de biomasa y no de combustibles fósiles.

La energía producida por los ingenios se denomina energía renovable porque se obtiene de una fuente capaz de regenerarse por medios naturales y es limpia, porque durante la combustión del bagazo no se presentan emisiones netas directas de CO2, porque la caña usa para su crecimiento la misma cantidad de C02 que la planta emite.

Otro aporte de la industria azucarera nacional, en el terreno de la conservación medioambiental, se centra en la producción de los biocombustibles o de las energías limpias, alternativas y amistosas con el medioambiente. Al final de la década de los 80’s, se instalaron cuatro plantas de alcohol en el país, proyectos que, en esos tiempos, fueron abandonados por diversos motivos. En 2006, el Ingenio La Cabaña pudo reactivar su planta productora de alcohol retomando un proyecto energético que nació hace dos décadas. Dicho ingenio tiene una capacidad instalada de 120,000 litros por día y sus tanques pueden almacenar hasta 2.5 millones de litros de etanol. Es importante mencionar que la producción de etanol en el país no pone en riesgo el abastecimiento de azúcar para consumo interno ni para cumplimiento de las cuotas internacionales; tampoco compite con la producción agrícola de alimentos. Al producir etanol, se espera dar valor agregado para azúcar cruda y melaza que se destina a los mercados de excedentes, en donde los precios pagados por el azúcar y la melaza son bajos.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
   
Copyright 2010 :: Asociación Azucarera de El Salvador. Todos los derechos reservados.
Diseño web: Cybertool